BERRIAK | NOTICIAS

Tras 18 años del fallecimiento de Esteban Loroño, la familia y el Ayuntamiento acuerdan destinar su herencia a la ampliación de la residencia San Andrés

todayabril 2, 2023

Fondo
share close

Galdakaoko Udala | El galdakoztarra Esteban Loroño Oleaga, propietario de un taller de reparación de coches en la curva Ibaizabal, falleció en 2005 y puso toda su herencia a disposición del Ayuntamiento de Galdakao: una herencia valorada en 634.000 euros. También dejó claro a qué se debía destinar ese dinero: su deseo era que se construyera una residencia para personas mayores. Después de 18 años, los albaceas de la familia y el alcalde han acordado cómo canalizar su deseo: el dinero se destinará a ampliar, adecuar y mejorar la residencia San Andrés de Zuhatzu. El nuevo edificio se llamará Esteban Loroño Oleaga y se añadirá a la residencia actual. El Ayuntamiento ha conseguido así desbloquear una situación paralizada durante 18 años y la familia se ha mostrado satisfecha y agradecida. 


Hasta llegar al acuerdo, el caso ha recorrido un largo camino. En 2006, el Ayuntamiento recibió de forma inesperada la noticia de la herencia por parte de los albaceas y el Ayuntamiento de entonces afirmó que cumpliría con el deseo de Loroño. Posteriormente, en 2008, el Consistorio puso a disposición de la Diputación Foral de Bizkaia los 7.800 metros cuadrados de terreno que Loroño poseía en Olabarrieta, junto con sus demás bienes, y la Diputación prometió construir una residencia para personas mayores en dichos terrenos de Olabarrieta. Tendría un plazo de cinco años para realizar los trabajos.


Llegó 2013 y en aquella parcela no se produjo ningún movimiento. El Ayuntamiento y la Diputación acordaron una prórroga de otros cuatro años, pero los trabajos tampoco se llevaron a cabo entonces. Más tarde, Diputación puso sobre la mesa la posibilidad de ejecutar otros proyectos; infraestructuras de otro tipo. Tampoco se materializaron.
Con el paso de los años, el valor del dinero que el galdakoztarra dejó para el pueblo iba disminuyendo y el patrimonio seguía en manos de la Diputación, sin visos de llevar a cabo el proyecto prometido.


En 2019, cuando se produjo el cambio de gobierno en el Ayuntamiento de Galdakao, el nuevo ejecutivo abordó la cuestión. El Ayuntamiento solicitó a la Diputación la devolución de los terrenos de Olabarrieta y demás bienes de Loroño y se puso en contacto con los dos albaceas de la familia. Cuando falleció Esteban Loroño había cuatro personas designadas como albaceas para la gestión de su herencia, pero sólo dos permanecen vivas.


Con el objetivo de canalizar la herencia teniendo en cuenta la voluntad de Loroño, la familia y el Ayuntamiento han barajado en los últimos años diferentes alternativas, entre ellas la propuesta de ampliación de la residencia municipal para personas mayores. Y eso es lo que han acordado: añadir un nuevo edificio a la residencia San Andrés de Zuhatzu para su ampliación. En consecuencia, se acondicionarán espacios más amplios para las y los usuarios, estarán más cómodos los y las residentes, y dispondrán, por ejemplo, de aseos individuales. También tendrán zonas de terrazas solarium. Asimismo, se incorporará un sistema de aislamiento eficaz a toda la residencia. Para poder realizar la ampliación se cambiará la ubicación la pista de tenis.


El Ayuntamiento ya ha elaborado el anteproyecto de ampliación de la residencia, tal y como acordó con los albaceas. La familia ha dado el visto bueno a la propuesta, por lo que las representaciones de ambas partes han firmado el acuerdo: María Teresa Loroño y Sergio Villa, designados como albaceas, y el alcalde, Iñigo Hernando.
A partir de ahora, parte de los 634.000 euros que dejó Esteban Loroño se destinará a la redacción del proyecto definitivo que se realizará este año, y se prevé que las obras comiencen en 2024. El importe de la herencia no cubrirá la totalidad de los gastos, por lo que el restante lo aportará el Ayuntamiento.

Escrito por Mozoilo Irratia

Comentarios de las entradas (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


0%